jueves, 28 de noviembre de 2013

RETOS, DESAFÍOS Y REALIDADES EN EL PASTORADO





Estadísticas tomadas del instituto Fuller. George Barna, and Care Inc.

http://www.pastoralcareinc.com/statistics/



"Los cuatro trabajos más difíciles en el mundo (no necesariamente en orden) son: 
Ser Presidente de Estados Unidos, rector de una universidad, 
ser director ejecutivo de un hospital y ser un pastor".
-Peter Drucker





Aunque las estadísticas están basadas en la realidad que vive el pastor en los Estados Unidos, donde se podría decir que hay un interés en brindar las comodidades al pastor, se tendría que analizar la situación pastoral en América Latina donde el ministro podría afrontar mayores dificultades.

Luego de un análisis sincero, tendríamos que hacernos algunas preguntas: ¿La iglesia está informada de las alegrías y las tristezas que puede pasar un pastor? ¿Los miembros de iglesia tienen claro las funciones que tiene el pastor con la iglesia? ¿Los miembros de iglesia tienen claro sus funciones como personas activas en el ministerio? 

Se han hecho diversos estudios y alguno de ellos como el del Dr. Ruseel Burrillel ha visto deficiencias en plantear al hermano de iglesia su verdadero papel como sacerdote de su familia, iglesia y sociedad, (¿porqué no decir su papel como ministros de su familia, iglesia y sociedad?), haciendo que éste tenga un papel pasivo en el ministerio, pero si un papel activo en la confrontación y crítica a su pastor.

Otro pastor nos brinda su experiencia en 1 Pedro 2: 9 "Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable" (NVI).  De esta manera el Pedro involucra a todos sus feligreses en el ministerio pastoral, rompe toda concepción de estatus, podríamos decir que no hay clero, porque todos somos hermanos. ¿Será que por nuestro contexto católico tengamos sin darnos cuenta cierta influencia jerárquica?. Al igual que su maestro Jesús, considera que todos somos pecadores y salvados por Cristo, por lo tanto iguales delante de Dios, pero con diversidad de funciones o dones como lo explicara el apóstol Pablo en sus Epístolas a los Corintios y Efesios, esto enfatiza el respeto debe tener la iglesia a las funciones y responsabilidades de un determinado miembro del cuerpo de Cristo sin ostentar superioridad 1 Cor 12: 22 "Por el contrario la verdad es que los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles son los más necesarios" (BLA).

Continuando con la idea, más adelante Pedro explica a sus hermanos ancianos de iglesia: 1 Pedro 5: 1,2 "A los ancianos que están entre ustedes, yo, que soy anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe con ellos de la gloria que se ha de revelar, les ruego esto: cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo..." (la cursiva es mía).

Hay mucho por estudiar y quizás corregir. Dios nos guíe por medio de su palabra a caminar por un ministerio saludable y satisfactorio.



Agradecemos a David Hernandez Venegas por la infografía.