jueves, 20 de enero de 2011

QUE TUS SUEÑOS TE CONDUZCAN

Quiero dejar que el rio torrentoso de mis sueños me conduzcan, que busquen sus caudales a que se estanque en la humana seguridad de una laguna.
No quiero con los años de engañosa confianza se empantane mi vida, haciendo de mis aguas colores grises de insatisfacciones, verduscos engañosos de complacencia.
Deseo que corran mis aguas de libertad, que a su paso conquisten nuevas tierras de felicidad y experimente esa fresca brisa de una vida viva.
Tengo aversión a esa pasividad monótona que fosiliza mis pensamientos, que parece inofensiva, apacible y tranquila, pero contienen bacterias de conformidad y parásitos de pesimismo. 
Si todo esto implica una inconformidad eterna, la acepto, si eso es llamar a gritos al sufrimiento, adelante! Te espero! porque no puedo sucumbir a un sueño nauseabundo que anestesia los movimientos, que petrifica la misma vida.

Escrito por: Marlon Mamani